Actividad de praxia visoconstructiva con dados

www.gamisolution.comComponentes: varios cubiletes, seis dados para cada cubilete, un dado adicional (a poder ser, distinto de los otros).

Objetivo: Ser el primero en poner los seis dados propios con el lado que marca el dado guía hacia arriba.

Procedimiento:

  1. Se lanza el “dado guía”, que indicará qué lado de los dados deben situar los participantes hacia arriba. Por ejemplo, si se saca un 2 en el dado guía, todos deberán poner sus seis dados con el 2 hacia arriba.
  2. Cada participante mete sus seis dados en su cubilete y lo pone boca abajo sin dejar que los dados se escapen.
  3. A la cuenta de tres, todos los participantes retiran el cubilete e intentan colocar todos sus dados con la misma cara hacia arriba que el dado guía lo más rápido posible.
  4. El primero que lo consiga levanta las manos y grita “¡ya!”. No será válido si ha gritado antes de levantar las manos (en ese caso queda descalificado para esta ronda).
  5. El primero que gane tres rondas será el vencedor del juego (o bien un número de rondas previamente pactadas).

Notas para el terapeuta:

Esta actividad sirve para ejercitar la praxia visoconstructiva, dado que los participantes deben manipular los dados buscando la cara adecuada para situarla hacia arriba. La actividad cuenta con un componente de azar, ya que es posible que, cuando los participantes retiren los cubiletes, ya tengan varios dados bien colocados; en estos casos, si de partida hubiera tres o más dados ya correctamente colocados, el terapeuta puede optar por dar la ronda por nula y obligar a los participantes a empezar de nuevo.

La opción de competición resulta adecuada cuando los participantes tienen el mismo nivel de ejecución. En caso contrario, podría ser contraproducente, y lo que se debería hacer es realizar la actividad en solitario, intentando conseguir el objetivo en el menor tiempo posible, o incluso añadiendo más dados.

Los dados con números impresos no son adecuados. Interesa usar los clásicos dados con puntos para obligar a los participantes a procesar una información algo más confusa, de modo que el esfuerzo extra a realizar también sirva como estimulación.

En un principio no se debe dar ninguna guía ni consejo a los participantes, pero si tienen problemas de temblores se les indicará que, para evitar que los dados ya resueltos se muevan, deben separarlos del resto a una distancia prudencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies